Saltear al contenido principal
Veganismo y liberación animal para la vida diaria
Son Machos, No Animales.

Son machos, no animales.

El acoso no es de animales, pero sí de machos.

Hace un par de meses salió a la luz una campaña llamada #NoSeasAnimal del Instituto Andaluz de la Mujer, en la cual se mostraba un día común en la vida de una mujer y el acoso que recibe a lo largo de 24 horas, en la calle, en el transporte público, en un bar… y a la vista de todos.

Me parece excelente que evidencie el acoso que sufrimos las mujeres y que se alce la voz en contra de los piropos, que para que quede claro, no nos gustan, ni sus miradas obscenas, ni sus saludos morbosos.

El problema con la campaña es que compara a estos machos acosadores con animales. A lo largo del video se puede ver cómo portan máscaras de gallos y cerdos, mientras hacen sonidos salvajes al ver pasar una mujer, la persiguen como un zorro acechando a su presa.

Aquí hay dos cosas que recalcar. En primera, llamar a estos acosadores animales y compararlos con ellos, los excluye de la responsabilidad de sus actos, su comportamiento queda justificado porque solo está actuando de acuerdo sus propios instintos y entonces ¿cómo un animal puede actuar contra su naturaleza? El macho, claro es todo un cazador, no puede ser responsable de sus actos ¿no?

¡No! Los hombres del video y los de la vida real saben lo que hacen, ellos eligen acosarnos, eligen clavarnos la mirada y perseguirnos en la noche mientras nos silban o nos gritan groserías.

Esto no es de instintos ni de atracción, ni de amor, es de poder. Porque se creen con todo el derecho comernos con la mirada, de morbosearnos, de invadir nuestro espacio personal, de usar nuestro cuerpo, de violarlo.

Especismo

El segundo problema con este video, es que seguimos asociando cualquier tipo de comportamiento negativo propio de los humanos con un comportamiento animal.

Esto va mucho con el especismo, esta cuestión de discriminar a los animales por considerarlos especies de capacidad inferior.

¿Hasta cuando dejaremos de darle una connotación despectiva a todo lo relacionado con el reino animal?.

Ser un cerdo, un zorro, un guajolote, un perro, no es algo malo, es una especie más, diferente a nosotros, nada más. No te hace menos, no te hace inferior, ni un idiota.

En cambio, ser un maldito acosador machista SÍ, así seas humano.

Comentarios desde Facebook

Paulina Quintana

LCC que actúa como marketera. Feminista, vegana y cancunense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Volver arriba
Close search
Buscar